Donde el viento nos lleve: Molino de Urdániz: El retorno

domingo, 3 de febrero de 2008

Molino de Urdániz: El retorno

Hace algún tiempo, hablabamos del Molino de Urdániz con motivo de su estrella Michelín. En aquel post comentaba la calidad de la cocina, y lo flojo que era el servicio. Ya en aquel post me propuse volver y comprobar si se trataba de un mal día, o si era algo sistemático.

Pues bien, hoy ha sido el día.
Con la excusa de saldar cuentas pendientes, y de celebrar eventos pasados y futuros, hoy hemos comido allí con nuestros amigos Pili e Inaxio.
Por aclarar dudas, empezaré diciendo que la comida sigue siendo deliciosa, y hoy el servicio, ha sido lo que se espera de un restaurante de este nivel.
Hemos comido en un comedor diferente, más coqueto y acogedor y el servicio ha sido atento discreto y ágil. ...Como debe de ser.

Empezamos con unos huevos escalfados con hongos y patatas paja. Melosos, suaves... en su punto. Un plato complejo y muy, muy recomendable.

Otro de los entrantes han sido unos Calamares hechos y no hechos con verduritas.


También probamos la lubina, con papel quemado de tinta de calamar.


El steak tartar, con crujiente es un plato muy recomendable para los carnívoros declarados.
Carne roja, bien aliñada y fresca.... para despertar nuestro instinto más animal.


...y de postre, una curiosidad: Cerveza+Chocolate = Café.
Un juego de texturas y sabores muy sujerente.


Todo ello regado con un par de botellas de Enate Gewürztraminer 2006. Un blanco D.O. Somontano, que es una pura delicia.
La uva Gewürztraminer es una de las reliquias de la viticultura alsaciana, y da unos vinos frescos, sabrosos y especiados.
En nariz tiene toques florales, de rosa y jazmin, fruta potente, plátano y piña. El paso por boca es fresco y a la vez untuoso.
Un vino muy rico y muy peligroso, ya que se bebe con facilidad y despreocupación.

En resumen. Una comida muy muy agradable, en buena compañia, con un gran vino y una gran cocina. Todo ello envuelto en un servicio impecable.

...a veces, Que bueno es equivocarse!!

1 comentario:

Pipo dijo...

Ese vino lo he probado y la verdad que es que se bebe con gran despreocupación. Ciertamente,muy rico, como tantísimos otros, que suerte tenemos de que nos guste tanto el vino (incluido el de misa, aunque ahora parezca que es politicamente incorrecto apoyar cualquier cosa de la santa madre).