Donde el viento nos lleve: La hiper-inflación alemana

sábado, 8 de diciembre de 2007

La hiper-inflación alemana

A pesar de las declaraciones y la tranquilizadora gestión de nuestro gobierno, el IPC está empeñado en amargarnos la Navidad…y el año.
Cuando ya no queden más excusas, nos contarán que otros lo hacen peor, y que en España se vive muy bien comparándola con Europa.
Un buen ejemplo de ello podría ser la hiperinflación alemana de 1923 que comparando con la nuestra actual, nos deja en mantillas. (es que los alemanes cuando se ponen…)
Dejando a un lado la ironía, la hiperinflación alemana es uno de los fenómenos monetarios más estudiados.
Se produjo en una situación difícilmente reproducible en la actualidad, así que los Barones del PSOE pueden estar tranquilos.

Mil marcos de 1910
Mil marcos de 1923
Tras la Primera Guerra Mundial, la obligación de Alemania de pagar fuertes indemnizaciones a las naciones vencedoras y la caótica situación interna, indujeron a la República de Weimar a financiarse imprimiendo papel moneda sin ninguna contención.
Para hacer frente a los pagos, se hacían “horas extra” en las imprentas. Sin límite y sin ningún contravalor que respaldara la incesante emisión de papel moneda.
Entre enero de 1922 y noviembre de 1923 la tasa acumulada de inflación ascendió a un billón por ciento.
(eso es inflación, y no el “raquítico” 4% que tenemos en España!!)
10 Millones de marcos
En una escalada sin precedentes, y ante la pérdida de valor de la moneda, se fueron incrementando los valores nominales de los billetes: billetes desde 10 Millones de marcos hasta billetes de 100 Millones de marcos!!
(Para hacerse una idea, antes del €uro, el último cambio entre el marco y la peseta rondaba las 85 pts por cada marco alemán.
Por lo tanto un billete de 100 millones de marcos equivaldría a un billete de 8.500 millones de pesetas!!!!)
20 Millones de marcos
En esta situación, la gente se apresuraba a gastar su dinero según lo cobraba, ya que ahorrarlo, o guardarlo suponía la pérdida de la mayoría de su valor.
Las tiendas llegaron a modificar los precios de los productos cada media hora y de un día para otro una botella de leche podía multiplicar su precio por cien.
En las fábricas, los jornales se pagaban a diario y tras el pago se hacían pausas especiales para que los trabajadores corrieran a las tiendas a conseguir productos de primera necesidad.
50 Millones de marcos
100 Millones de marcos Alemania salió de esta penosa situación gracias a su ministro de economía Humar Schacht, quien a partir de Noviembre de 1923 creo el RentenBank, e instauró una nueva moneda como medio de pago el RentenMark.
Este nuevo marco era una moneda no convertible, sin cotización exterior y que se cambiaba a razón de uno contra un billón de marcos viejos.
Al mismo tiempo se cesó la emisión de papel moneda y se redujeron drásticamente los gastos del estado.
En poco tiempo la reconstrucción alemana fue una realidad y comenzaron las inversiones de capital extranjero.
Pronto se volvió a la moneda de patrón oro el Reichsmark y el mundo desarrollado aceptaba de nuevo a Alemania.
El salvador RentenMark

4 comentarios:

Carlos dijo...

Muy interesante, lo mejor es que el gobierno de ahora no tiene maquinita y las emisiones de billetes las hace el banco central europeo. Esto acabo con las devaluaciones "a la carte" las últimas las del "Estadista Navarro " C. Solchaga.

El Capitán & The Pilgrim Crew dijo...

juas,juas,juas... es que tener una maquinita que haga billetes legales tiene que ser una tentación para el más templado. Incluso para el insigne don Carlos Solchaga.

...Por cierto es curioso ver donde pone el tiempo y la historia a los políticos y a los gestores.
Salu2

Rafael del Barco Carreras dijo...

JUICIO GRAN TIBIDABO...y Carlos Solchaga
¿Quién falta en el banquillo?.



Rafael del Barco Carreras



Un tal José Ruiz, con agentes captadores, consigue en los años 90, 30.000 mil millones de unos 10.000 ahorradores. Paga comisiones a sus captadores e intereses a sus inversores al margen de las “normas oficiales”, y sus acciones tienen el valor que él marca para seguir captando más dinero. Lo clásico, la mecánica de cualquier pirámide. También lo normal en la creación de tantos grupos financieros españoles, quebrados por fraude. Pero a diferencia de otros, éste invierte el dinero, que resta después de pagar el elevadísimo coste de continuar captando, en operaciones de ventas a plazo, leasing, cargando fuertes intereses. Y un buen día llegan los inspectores del Banco de España y la CNMV, Comisión Nacional del Mercado de Valores, y le dicen que se acabó. El hombre firma lo que le ponen delante para no parar de inmediato con sus huesos en la cárcel, y el “chiringuito financiero” pasa a manos “oficiales”.

La segunda parte, la que debería dilucidarse en el Juicio actual, pasados dieciséis años, es el porqué, cómo y quién decide que esas operaciones a plazo, las letras a cargo de compradores de coches, maquinaria o todo tipo de bienes “muebles e inmuebles”, los 30.000 millones que cubren a todos los inversores se abonen en el BANCO HISPANO AMERICANO, convertidos en dinero contante y sonante. Un banco debatiéndose entre posibles fusiones para apuntalar su existencia, presidido por José María Amusátegui, abogado del Estado procedente del “club de altos cargos franquistas”, que con su segundo Angel Corcóstegui cobrarán la indemnización más fabulosa del Mundo por jubilarse un año antes de la edad reglamentaria, 109.000.000 de € casi 18.000 millones de pesetas para el SEGUNDO y unos 7.000 millones para él. Tan extraña la diferencia entre uno y otro, y tan anormales las astronómicas cifras que se denunciaron, rematando lo rocambolesco la sentencia de “inocencia”. Amusátegui conocía desde mucho antes a Javier de la Rosa, interviniendo en el fiasco del Banco de Madrid de los Franco. Insisto que en ese “poti poti de historias y supermillones” desaparecieron mucho más de 30.000 millones, entre otros las acciones de los grandes bancos propiedad del grupo TORRAS-KIO, paquetes mayoritarios perdidos por las cuentas no contabilizadas de las propias filiales bancarias en paraísos fiscales, con otra sentencia de INOCENCIA.

TOTAL. Primero nadie preguntará a Don Mariano Rubio, Gobernador del Banco de España, que también pasó por la cárcel, o a sus sucesores y coetáneos en la Inspección del Banco, o a Luis Carlos Croissier, Presidente del CNMV (hombres del Ministro de Hacienda Carlos Solchaga), porqué permiten ese abono “regalo” a quien se dio de baja en el “Registro de Altos Cargos de Banca” por su desastrosa actuación en el Banco Garriga Nogués, 1985-6, y en cuanto a Bolsa, sus manejos con las acciones del Grupo Torras-KIO son de escándalo “alterando precios”, 1988 al 90, sin olvidar, y bien recordada por el Vicepresidente de aquel Gobierno, Narcís Serra, su implicación DIRECTA (según firmó el Juez Especial José Álvarez Martínez, sin implicarlo) en el Caso Consorcio de la Zona Franca, que el mismo Serra descubrió y denunció, 1975 al 80. Y más, cómo se fabrica una OPA con el propio dinero de la intervenida sociedad Consorcio Nacional del Leasing SA.

Ellos contestarían ante un tribunal que esas arbitrariedades y hasta actuaciones delictivas las ordenó “alguien”... y ese alguien quedará en el olvido, cuando es indispensable para que con la “responsabilidad civil subsidiaria” cobraran los reales propietarios de los 30.000 millones. Pero ese hilo para sacar el ovillo ya se rompió al inicio del sumario (en la hégira del Fiscal Jefe Vitalicio Carlos Jiménez Villarejo y su segundo José María Mena), cuando los perjudicados reclamaron, y ahora, y en este Juicio, solo cabía imponer las penas por apropiación indebida, falsedad documental, administración fraudulenta, delito fiscal, y estafa, a Javier de la Rosa Martí, y siete acusados más. Y desde el primer momento se les tratará con “guante blanco”. Y repito, comparar sus cuatro meses de cárcel con mis tres años preventivo en el Consorcio de la Zona Franca, o los trece años de sumario, con mis siete meses, y la traca final de los TRES AÑOS por toda petición fiscal y parte acusadora privada, y “borrón y cuenta nueva”, es de escándalo…pero si ni siquiera esos 10.000 perjudicados se echan a la calle… ni menos los 300.000 que gritaron a favor de JORDI PUJOL cuando la Banca Catalana… pues bueno…!a vivir que son dos días!... ¡Spain is diferent!...y la CATALONIA mucho más…ver www.lagrancorrupcion.com

Rafael del Barco Carreras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.