Donde el viento nos lleve: Regalos Navideños

martes, 18 de diciembre de 2007

Regalos Navideños

La Navidad es tiempo de reuniones familiares, de celebración.... y como no de regalos.

Muchas veces, el cumplir con el rito de los regalos se convierte en algo engorroso, donde lo más difícil es el saber que regalo hacer....
En resumen que acabamos el último día, en el último minuto en el corte inglés de turno, convenciéndonos de que hemos encontrado lo que queríamos.
Para evitar esa angustia "regalil" hay un montón de guías que nos "ayudan" y nos dan ideas. Pues bien, yo me apunto al carro, y os dejo algunas ideas interesantes.... que cómo no están relacionadas con el mundo del vino.
He de reconocer que personalmente me he vuelto un poco fundamentalista del vino, y creo que el 99% de los gadgets que existen alrededor del vino no sirven para nada (algún día me explayaré sobre el tema)... pero ahí van algunas ideas.
El mundo publicaba recientemente varias ideas para vino-adictos, de las cuales yo destacaría los kits de aromas.

Existen diferentes modelos y diferentes tamaños, y considero que es un producto muy recomendable para todos aquellos que disfrutan con el vino, y sobre todo para todos aquellos que quieren aprender cada día un poquito más.
Como todo el olfato es algo que con el uso y entrenamiento se desarrolla de manera increíble y el propósito de estos kits es precisamente eso.


Con ellos puedes aprender a identificar los aromas de manera independiente, y luego puedes hacer tus combinaciones de aromas y tratar de identificar los diferentes componentes.
Hace algunos post, me preguntaba un "Erizo de pueblo" si realmente alguien es capaz de captar de identificar en un vino aromas minerales, etc.
Lo dicho, es una cuestión de práctica ... y aunque la práctica deseable es el vino, también se aprende mucho con un Kit de aromas y un poquito de curiosidad.


Por otra parte un kit de aromas es mucho más discreto que ir metiendo las narices por todas partes....
...Lo digo por experiencia personal, ya que yo soy muy curioso, y lo huelo todo...
Recuerdo en una ocasión que me llamó la atención una verja enorme de hierro y me puse a olerla... y fue francamente vergonzoso la cara de espanto que se les quedó a un par de señoras cuando me vieron con las narices metidas en la verja y lo único que se me ocurrió decir fue:
"...eh..... es que me gusta el vino"

Este post es una colaboración de Carlos El Gaviero; miembro de la Pilgrim crew.

1 comentario:

natalika dijo...

¡Uy! Me encanta la idea... Un regalo muy bueno, ma habéis dado una idea, sí señor.

El "... es que me gusta el vino" es fenomenal...