Donde el viento nos lleve: Cuando falla la memoria

lunes, 19 de mayo de 2008

Cuando falla la memoria

Nos hacemos mayores y la memoria comienza a jugarnos malas pasadas.
...eso o que hay noches en las que la fatiga etílica (un catador NUNCA se emborracha) nos hace olvidar ese vino que probamos y cuyo nombre por simple que sea no somos capaces de recordar.

Supongo que a todos nos ha pasado alguna vez... cuando alguien te pide que le recomiendes un vino, o cuando vas a comprar... demonios!! no consigues acordarte del nombre... ni de la bodega... de ná!!

Para evitar semejante desastre está el siguiente invento... que es muy muy simple, pero personalmente me parece estupendo.



Se trata de una etiqueta (parte de ella) recortable y despegable, de forma que puedes llevarte el recordatorio, con la información fundamental del vino y la bodega.
Simple, pero eficaz. Asi que cuando falla la memoria, tendremos que tirar de etiqueta... si nos lo ponen tan fácil como con este invento.

La idea la he visto en HILERA un blog de reciente descubrimiento para mi, pero que seguiré con fruición a partir de ahora, ya que trata de un tema que me apasiona: Etiquetas de vinos y publicidad de vinos. Interesante ¿verdad? Merece la pena echarle una ojeada.

1 comentario:

natalika dijo...

Me parece muy buen invento... a mi ese tipo de cosas se me olvidan con frecuencia...