Donde el viento nos lleve: La Trastienda de el Colmado

miércoles, 23 de enero de 2008

La Trastienda de el Colmado

Este sábado cenamos por fin en el restaurante La trastienda del colmado. …Digo por fin porque es francamente difícil conseguir una mesa en fin de semana si no reservas mínimo con una semana de antelación. …y yo eso de planificar a diez días vista, pues como que no.
Bueno he de reconocer que ya había estado un día entre semana, pero no es lo mismo. …No es lo mismo, ya que entre semana tienen una carta más ligerita, tipo picoteo.
Cenamos con nuestros amigos Mikel y María, porque hacía tiempo que no nos veíamos, …y porque siempre hay cosas que celebrar.
De El Colmado lo primero que hay que destacar es el concepto de local, ya que no solo es un restaurante, también tiene una pequeña zona de “lounge-bar” y una zona de tienda donde venden los vinos de la carta, (muy recomendable) y algunos de los productos de la cocina.

Está montado en un viejo taller mecánico del que conserva la puerta, y el diseño y la decoración es tremendamente sencillo, pero a la vez impactante y ha recibido varios premios por ello.
Sin embargo, lo mejor del diseño no es su estética, sino su sonido; ya que han conseguido un local donde el ruido “desaparece” y se puede disfrutar de la cena y de la conversación, sin ese molesto murmullo de fondo que existe en otros locales.
Con respecto a la cena, unos entrantes de picoteo (a destacar la morcilla al horno con cebolla caramelizada) seguidos de un Atún rojo a la plancha espectacular, y unas carrilleras …que por los suspiros de María debían estar deliciosas. De postre Torrija caramelizada… melosa, dulce y jugosa. En resumen: Muy buena cocina, sin pretensiones ni complicaciones.


Con respecto a los vinos, me gusta mucho su carta, con vinos diferentes y de gran calidad. Este sábado estaba vago, así que me deje recomendar un vino y realmente me sorprendieron.
En el Colmado, ejerce de jefe de sala un antiguo Sumelier del Europa, y francamente sabe mucho de vinos.
Nos recomendó un vino de D.O. Valencia: Les Alcusses 2005.
Un vino potente, de color rubí intenso y capa media- alta, en nariz es todo fruta roja, con toques de madera muy ligeros (demasiado?) y algo de regaliz. Muy cerrado al principio, mejoró tras airearlo en una frasca.

En boca tiene un ataque potente, (aunque no tiene demasiado cuerpo), por un tanino algo verde. Es envolvente y cálido, con un postgusto medio.
En general es un vino muy rico y agradable de tomar. Un gusto ir descubriendo nuevos vinos de esta calidad.

6 comentarios:

natalika dijo...

Uy, qué beuna pinta tiene el sitio...

Garbancita ® dijo...

Pues El Colmado ha sido para mí una de las grandes decepciones de este año. Estuve allí por junio y los platos de la carta no eran en absoluto elaborados; carpaccio, pimientos del piquillo asados, morcilla asada con cebolla caramelizada o queso de cabra a la plancha. Una cocina demasiado socorrida para los precios que se manejan. En esa época no había carrilleras.

Esta claro que el diseño es donde reside gran parte de su exito. Es totalmente trendy y a todos nos gusta vernos en escenarios así de sofisticados. Sólo una pega, una pega tremendamente gigantesca: la zona de los servicios. El tocador de los retretes, es el pasillo por donde los platos salen a la zona de bar y en algunas ocasiones al comedor. Eso es un fallo mayúsculo, que hace poco hicimos saber al diseñador del local. Pareció quedarse un tanto pluscuanperfecto al indicarselo.

Además, una que tiene un karma un poco Maridesgracias, fue al servicio y el pestillo estaba estropeado, aunque parecía cerrar correctamente. Una clienta abrió la puerta y me pillo en mitad de la faena (y a saber si en ese momento pasaba un camarero con un plato de chipirones y también me vió). Experiencia desagradable, sobre todo cuando al hacerselo saber al jefe de sala, nos dice que ya lo sabía. ¿Entonces? ¿No lo clausuras? ¿No lo arreglas?

En fin, que no volveré. Demasiados fallos en tan pocos metros cuadrados.

Saludos ;)

Garbancita ® dijo...

Ah! sobre el sonido no puedo aportar nada, mi visita fue un día entre semanas y apenas había dos mesas ocupadas.


:)

natalika dijo...

...oh!

El Capitán & The Pilgrim Crew dijo...

uhmmmm. hay debate... bien, bien...

Hola de nuevo Garbancita! Estoy de acuerdo contigo en que no son platos excesivamente elaborados, de hecho me refería a eso cuando decía "Sin pretensiones y sin complicaciones".
Creo que la sencillez (Simplicidad) es un gran valor muy olvidado.
Sigo estando de acuerdo en que si te gusta y/o vas buscando una cocina más elaborada, el colmado no es el restaurante a elegir.
Donde discrepo es en el tema de los precios. Cenamos por poco más de 30 euros por barba, y eso cada vez es más complicado, y menos con el buen servicio que prestan. ¿Cuantos asadores conocemos donde no sales por menos de casi 50 euros por barba? ...y donde comes en una mesa sin mantel, con el vino de la casa y un servicio de batalla.

Es cierto que tu experiencia con el tema de los servicios tuvo que ser "mu malita"; pero sigo pensando que este restaurante es algo más que envoltorio.

Para mi la clave de su éxito (que lo tiene) es una mezcla de lo que dices: un sitio muy cool donde dejarse ver, con un muy buen servicio y una carta y precios ajustados.

...pero como siempre, libertad! a las opiniones divergentes.

Un saludo y espero seguir viendote por mi "Barco"

Carlos dijo...

Hola..
El Colmado, pienso que en Madrid o Barcelona sería caro y de segunda categoría en Pamplona es el Rey León....
Nuestra experiencia bue positiva, me pareció caro ( la comparativa del asador no me vale)pero me gustó la iniciativa tanto en la cocina como en el local. A mí no me gusta los platos enrevesados porque normalmente esconden criterio a la hora de cocinar, y creo que el colmado tiene criterio de cocina simple, un poco arreglada pero sin excesivas complicaciones lo cual a mí me gusta.
Fallo gordo, no separar a fumetas del resto (o al resto de fumetas), pero como no bebí vino aquel día no me molestó tanto.
Un +++ a los postres, porqué nadie los menciona? Pedimos 2 distintos y fueron SUBLIMES. Esto si que no encuentras en Pamplona, de momento...