Donde el viento nos lleve: Simplicidad.

jueves, 20 de septiembre de 2007

Simplicidad.

En tiempos de innovación y experimentación culinaria quiero defender la sencillez.
Todos hemos estado en restaurantes-laboratorio, todos hemos disfrutado de nuevas texturas, nuevas formas de hacer las cosas y nuevas presentaciones.

…Sin embargo hay días en los que tengo el instinto básico a flor de piel, y en esos días, lo mejor es volver a lo de siempre, platos sencillos, bien preparados… de los que no fallan.

El motivo de que hoy os cuente esto, no es otro que un último descubrimiento, y su culpable resultado:
Habitas tiernas con jamón y huevo frito
El otro día probé una conserva de Ybarra (viva la publicidad gratuita!!), que me ha dejado maravillado.
Se trata de unas habas tiernas, fritas, que quitan el sentido.
Se preparan en 5 minutos (ni uno más), y son una delicia.
Basta con abrir el bote, escurrirlo, ponerlo a calentar, añadirle jamón pasado al gusto, y un par de huevos fritos. Delicioso.

La conjunción de yema -habita y el salado del jamón son algo próximo al éxtasis…
Si además completas hasta la Santísima Trinidad (léase un buen pan y un mejor vino), el disfrute está asegurado.
Os recomiendo probarlo con un buen pan de pueblo, recien hecho, de miga dura (el mejor para el huevo) y un tinto poderoso… un Ribera de Duero, o un Priorato (vale de marcas por hoy).

…A disfrutar!!! (S.A.S. Se Admiten Sugerencias)

3 comentarios:

Carlos dijo...

Happy birthday my friend!!
Y de postre?

El Capitán dijo...

Que pregunta más tonta!!!!

Un buen vino de moscatel, un PX...
hay tanto donde elegir...

Por cierto. Habrá que celebrarlo ¿No?

Juanesku dijo...

yo cambiaría ese pan de pueblo, por un buen pan de escanda, genial