Donde el viento nos lleve: La muerte de un hombre bueno.

martes, 30 de diciembre de 2008

La muerte de un hombre bueno.

...Ayer, después de dos años y medio de luchar contra el cáncer, mi padre murió.
Ayer murió un hombre bueno.
...y me dejó su última lección:


No puedes ganar todas las batallas en la vida, pero la forma en la que luchas en cada una de ellas te define como persona.

Sobre todo la forma en la que luchas aquellas batallas que ...sabes que vas a perder.



Ayer murió un luchador.

Para mi queridísimo Aita. In memorian



9 comentarios:

luis irles dijo...

Mi más sentido pésame, Capitán. La lección que te dejó evidencia, sin lugar a dudas, que en verdad era un hombre bueno.

Un fuerte abrazo,

Luis

Juan Miguel dijo...

Vaya, lo siento. Un abrazo.

OceanO dijo...

Lo siento mucho, aun no conociéndote y siguiéndote desde no hace mucho.
La lucha de mi padre de momento lleva mejor camino, y es muy probable que yo me tenga que medir algún día en la misma batalla. Trateré de recordar la lección de tu padre y que el resultado de mi medida sea tan grande como la de tu padre. Gane o pierda.

el guiri dijo...

Mis profundos senitmientos y pésame querido amigo y con la importancia del aprendizaje que te dejo tu padre, una frase que podrá ser llevada para la vida de cada uno de nosotros:

"The greatest glory in living lies not in never falling, but in rising every time we fall." (Nelson Mandela)

jos dijo...

Te acompaño en el dolor Capitán, lo mejor es que tu aita no nos abandonará nunca, nos ha dejado un gran legado a todos los que te conocemos...

natalika dijo...

Ains...

Carlos dijo...

Lo siento mucho.....mucho.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Lo siento, es una gran pérdida esa del maestro de nuestra vida.
Espero que lo lleves lo mejor posible.
Un abrazo desde Vigo,
Amiga Atlántica

El Capitán. dijo...

....hola a todos!

Simplemente agradeceros a TODOS, vuestro apoyo y vuestros comentarios.

A los que me conoceis, y a los que no, a los que me leéis habitualmente, y a los que solo caéis por aquí muy de cuando en vez.

GRACIAS por los comentarios, y gracias incluso por los silencios.

El Capitán