Donde el viento nos lleve: Bodegas El Nido

martes, 4 de noviembre de 2008

Bodegas El Nido



…era finales de el mes de Agosto del pasado año y compartía mesa y copa con unos amigos… aquella noche probamos un vino estupendo y rotundo: “El Nido 2004”.
Recuerdo que fue el primer post sobre vinos y según está documentado en la bodega de la Flying Pilgrim, el tercer post de este nuevo blog.


Hace ya tiempo Carlos El Gaviero me hizo llegar el link de un artículo que nos amplía la información sobre el vino y la bodega.
Podéis leer el artículo completo pinchando sobre el link. Reproduzco solo un resumen.


El Nido, una bodega de Jumilla de referencia mundial
Bodegas El Nido nació del sueño de unos pocos visionarios que creyeron en el suelo, la climatología y la variedad Monastrell de Jumilla.
Hoy, siete años más tarde, Bodegas El Nido se ha convertido en una de las grandes, tanto a nivel nacional como internacional.
La historia de Bodegas El Nido comienza en 2001 con la materialización del sueño de diversos profesionales del vino. Todos ellos, cada uno en su terreno, han logrado que los vinos de Bodegas El Nido (‘El Nido’ y ‘Clio’) hayan sido acogidos por los consumidores de medio mundo con un enorme entusiasmo y admiración.

La bodega, diseñada especialmente para este proyecto, reune las condiciones adecuadas para hacer un gran vino. Lo que se ha querido primar en ella es el cuidado de las uvas y mimar el proceso de su elaboración y crianza hasta sus últimas consecuencias, es decir, se ha antepuesto la funcionalidad a la estética. Se encuentra ubicada en el Paraje de la Aragona, aproximadamente a 10 kilómetros al norte de la localidad de Jumilla.
El viñedo, situado en pequeñas parcelas independientes plantadas sobre pie directo, muy viejo, se encuentra entre los 750 y 850 metros de altitud, en suelos cubiertos de tosca caliza y de textura arenosa en el subsuelo. Una de las características más específicas de este viñedo es el terruño. A poco más de medio metro de la superficie el suelo se encuentra cubierto de una lámina de piedra caliza de unos quince centímetros que, en su momento, fue cavada a mano, dejando los huecos en la misma para plantar las cepas. Esta particularidad explica la resistencia del viñedo a las sequías que habitualmente asolan esta región murciana, en la que las lluvias no superan los 250 litros por metro cuadrado al año.
Las labores del viñedo y sus tratamientos se realizan de forma absolutamente respetuosa con el medio ambiente, con producciones que no superan los seiscientos gramos por cepa.
Los vinos se elaboran exclusivamente a partir de uva procedente del viñedo propio.
Sus vinos El Nido y Clio proceden de uvas Monastrell y Cabernet Sauvignon, están sometidos a una crianza en roble nuevo que oscila entre los veinte y veintiséis meses, dependiendo de la cosecha y se encuentran acogidos a la D.O. Jumilla.
La primera cosecha que vio la luz en esta bodega fue la del 2002 que se comercializó durante el segundo trimestre del año 2005.
La última cosecha que ha salido al mercado, la del año 2004, obtuvo una calificación de Robert Parker de 99 puntos sobre 100 para ‘El Nido’ y de 97 puntos sobre cien para ‘Clio’, valoraciones jamás obtenidas en esta publicación por ningún otro vino de la zona y por muy pocos en el mundo.

Bodegas El Nido esta presente en todos los mercados maduros del mundo, mercados exigentes, donde los consumidores sólo aceptan aquellos vinos en los que la calidad compense el precio de la botella. Actualmente, comercializa el vino embotellado en más de 35 países de cuatro continentes, mediante cupos asignados antes de la salida al mercado de sus respectivas cosechas.

… y por si todo esto fuera poco, volver a decir… que el vino estaba de muerte!!!

1 comentario:

Carlos dijo...

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de catar el Nido 2006 y el Clio 2006. Ambos siguen siendo vinos fantásticos y muy especiales, pero me sorprendió realmente el salto de calidad del Clio (en mi recuerdo muy inferior en el 2004). Ahora es muy buena compra, si podéis encontrar botellas.
Por cierto se produjeron 3400 botellas del Nido y 13500 del Clio en total en el 2006.
Son vinos buscadísimos en los mercados internacionales a pesar de su precio.
Ambas son elaborados por Chris Ringland "Famous Australian Winemaker".