Donde el viento nos lleve: 20 años del muro de la vergüenza

lunes, 9 de noviembre de 2009

20 años del muro de la vergüenza

Hoy se cumplen 20 años de la caída del muro de Berlín. De el "Muro de protección antifascista" (Antifaschistischer Schutzwall) como lo bautizaron sus creadores.
Hoy los telediarios están llenos de noticias sobre el muro... y yo llevo todo el día dándole vueltas a qué contar sobre todo esto.
Berlín es una ciudad que marcó una época para mi. Viví en ella durante casi dos años, al poco precisamente de caer el muro.
Cuando yo llegué, la cicatriz del muro era muy evidente todavía en la ciudad.
A pesar de no existir físicamente el muro (en la mayoría de los tramos), eran perfectamente identificables el este y el oeste. "Sabias" en que parte de la ciudad estabas.

Pero hoy no quiero hablar del muro.
Hoy voy a hablaros de Peter Fechter.
Peter Fechter fue una de las primeras víctimas del muro. Y fue sin lugar a dudas una víctima que marcaría un antes y un después.

Placa conmemorativa donde cayó P. Fechter m ortalmente herido. "El solo quería la Libertad"

El caso de Fechter conmovió las conciencias de media Europa, y definió la mezquindad y brutalidad de un régimen.

Fechter murió el 17 de Agosto del año 1962, un año y unos días después de la construcción del muro.
Tenía 18 años y ganas de ser libre.
Hacia el mediodía se dirigió junto con un amigo hacia el muro en las proximidades del famoso Check point Charlie.
Su elaborado plan consistía simplemente en trepar y saltar al otro lado. Su compañero lo consiguió. Fechter no.

Fueron localizados por los "Vopos" (policía de fronteras de la DDR) y cuando estaban escalando el muro dispararon sobre ellos.
Fechter cayó malherido en tierra de nadie (el corredor que había a ambos lados del muro) ...y allí quedó durante más de una hora desangrándose ante la impasible mirada de los guardias del este y la desesperación de los guardias del Oeste que fueron advertidos para que no accedieran a la zona.
Los Guardas del oeste le lanzaron vendas y medicinas, pero Fechter no tenía fuerzas para utilizarlas.

Fechter desangrándose al pie del muro.


Pasada una hora se acercan guardias del este hasta el lugar, para finalmente retirarlo.


Portada del Berliner Morgenpost (Berlín occidental), que recoge la retirada del cadáver, así como el titular de la agonía de Fechter "Ayudadme!!, Ayudadme!!"

El suceso causó indignación en Berlín y definió el futuro de muchos intentos de fuga. A día de hoy no se sabe con exactitud el número de víctimas del muro de Berlín.

...Hoy celebramos el fin de esto. El fin de la falta de piedad, y el fin de un pueblo que se mata entre si.



Esta historia me la contó mi "Madre" alemana en una noche de invierno oscura fría y desapacible como solo en Berlín las hay.

Si quieres info, busca aquí, aquí y aquí

3 comentarios:

Carlos dijo...

Buen post.. otro más que murio queriendo ser libre. Y todavía hay gente que apoya la no libertad y el control gubernamental.

el guiri dijo...

Muy buen POST, Capitán.

natalika dijo...

Ya... el lunes se celebró el fin de todo esto... y lo triste es que aún el domingo andaban algunos y algunas en los debates de la tele reduciendo la caída del muro y toda la "Wende" poco menos que a una factura que ha subido más de la cuenta... Eso es una tragedia, joder.

En fin, lo de la amnesia histórica está muy extendido por todas partes.

Aunque yo francamente prefiero quedarme en mi línea y seguir llorando con cada repetición de las imágenes de Genscher en el balcón de la embajada en Praga y dejando que se me pongan los pelos de gallina cada vez que veo las de la noche del 9 de noviembre en Berlín.

Vale, sí, soy una sentimental.

Eso, muy bueno el post...